Plan de Control de Calidad

Para lograr que una construcción tenga la calidad adecuada para garantizar no solo funcionalidad, sino perdurabilidad, es necesario que desde la fase de proyecto hasta la conclusión de la obra, esté presente el control de calidad.

Control de proyectodownload-10

Generalmente y para garantizar mayor transparencia, el control del proyecto debe hacer una parte que no esté involucrada de manera directa por quienes ejecutan el proyecto. Esto garantiza que se actúe con probidad y objetividad al momento de detectar errores que puedan afectar tanto el presupuesto destinado al proyecto como la calidad de la obra.

Control de Calidad de Materiales

Para garantizar que los materiales a usarse en la obra presentan la calidad especificada en el proyecto, se hacen ensayos, especialmente sobre los suelos, el acero corrugado, el acero laminado, el cemento, el agua y el hormigón.

Además, durante la ejecución de la obra, y en el mismo sitio de la construcción, es necesario que se realicen otras pruebas, tales como la auscultación de los muros, auscultación de los pilares, prueba de carga sobre los puentes, prueba de carga sobre los pilares y medición de movimientos.

Con todas estas pruebas, tanto en laboratorios como en la propia construcción, se garantiza que el material posee las especificaciones técnicas señaladas en el proyectos en cuanto a condiciones físicas, químicas y mecánicas.

Control de ejecución

Durante la ejecución de la obra un grupo de supervisores lleva el control de cada una de las actividades y los procesos desarrollados, a fin de garantizar que se esté dando cumplimiento con el cronograma de ejecución de la obra y alertar en caso de que éste no sea el caso.

Control de instalaciones

Los servicios con los que cuenta una vivienda o una construcción en general son los que brindan la calidad de vida adecuada a quienes van a hacer uso de ese espacio. De ahí, que también merezca contar con el control de calidad.

En este caso, antes de la entrega definitiva de la obra, debe garantizarse la calidad de las instalaciones de agua y gas, electricidad, ventilación, calefacción, comunicación telefónica, alcantarillado y elevadores.