Decoración de interiores

Una vez instalados en el hogar, orange-living-room-1280x800es necesario dotarlo de un estilo único y propio, que refleje la personalidad de sus habitantes. Este proceso parece secundario en comparación al complejo procedimiento constructivo de un inmueble, pero toma un protagonismo especial a la hora de crear ambientes acogedores. El diseño de interiores cuenta con aristas subjetivas: el gusto e interés particular de cada propietario. Sin embargo, si se lleva adelante adecuadamente puede explotar al máximo las posibilidades de cada habitación en cuanto al aprovechamiento del espacio y de la luz.

El principal consejo es lograr que los ambientes gocen de la mayor cantidad de luz natural posible. Con este fin, es necesario evitar obstaculizar las ventanas y adecuar el mobiliario de forma tal de garantizar una distribución pareja de la iluminación a lo largo y ancho de la habitación. En el caso de pisos pequeños, eliminar divisiones y tabiques, o reemplazarlos por paredes semiopacas, puede marcar una gran diferencia en el ingreso de luz solar y dar la impresión de un espacio más amplio. Este tipo de soluciones, combinadas con una decoración tipo loft saca el mejor partido de los pisos de pequeñas dimensiones.

Otro elemento esencial en toda habitación son las plantas y flores, que dotan a cualquier espacio de una frescura y alegría particulares. Si bien es recomendable inclinarse por plantas naturales, las artificiales pueden aportar una alternativa útil en pisos menos aptos.

Los gustos en cuanto al mobiliario son diversos y van desde quienes prefieren una decoración minimalista que maximice los espacios abiertos de cada sala, hasta los que optan por incluir gran cantidad de muebles y organizadores. Ambas opciones son perfectamente válidas y permiten lograr resultados encantadores.

Independientemente de las preferencias de cada propietario, la contratación de un decorador de interiores puede brindar las soluciones que mejor se adecuan al resultado buscado en cada tipo de inmueble.